DRY denuncia: apagón lumínico y democrático

Yernes y Tameza es un municipio asturiano cuyo Ayuntamiento está compuesto por 5 concejales (4 del Partido Popular y 1 de Izquierda Unida) elegidos por listas abiertas, ya que su censo es inferior a 250 habitantes pero superior a 100. En esta localidad el alumbrado público terminó de instalarse a principios de los años 80, década a la que el actual equipo de gobierno del consistorio ha hecho regresar a sus vecinos tras decidir apagar todo el alumbrado público a partir de las 23:30. La medida según cifras del propio alcalde, supondrá un ahorro a las arcas municipales de poco más de 400€ al mes.

Los vecinos lo conocieron a medidados del mes de enero cuando una noche se encontraron con que dejó de haber luz, ni advertencia previa ni aviso formal en el tablón de anuncios de la casa consistorial. Desde entonces los concejales del equipo de gobierno no han aparecido por el ayuntamiento, hasta el punto de que el último pleno de enero lo celebraron fuera del municipio.

Hace dos días un periódico regional recogía a las siguientes declaraciones de su regidor, Jose Manuel Fernández, a este respecto. En cursiva, puntualizaciones que se les deben hacer:

«Mucha gente de la que protesta ni siguiera vive en Yernes y Tameza»
Él, uno de los que no vive allí.

«Hay más luces que habitantes»
El último censo del INE señala que hay 178 habitantes. Indudablemente hay menos farolas que personas, ¿o reconoce implícitamente que el padrón está inflado?

«Este tipo de asuntos tiene que resolverse en el Ayuntamiento, que es el que paga, y no en los periódicos ni en las televisiones»
Difícil cuando sus concejales no han pisado el consistorio desde entonces. Y en cualquier caso quienes pagan el alumbrado son los contribuyentes.

«A las horas a las que se apaga el alumbrado público en el municipio los mayores están en sus casas, y eso lo sabe todo el mundo»
¿Y si un mayor tiene una urgencia durante la noche?

«Muchos vecinos del concejo han optado por hacer demagogia con el tema del alumbrado»
En cuanto al sentido de “degeneración democrática” que significa la palabra, indudablemente la demagogia en todo este caso solo viene por parte del Ayuntamiento.

«Considero que la actitud de los vecinos de Tameza, aunque están en todo su derecho, está fuera de lugar»
Lo dice quien ha dejado a un pueblo sin luz sin avisar.

Yernes y Tameza cuenta con DRY, mañana en nuestro programa en esRadio hablaremos con sus vecinos e invitamos a los concejales que tomaron esta decisión a que también lo hagan.

Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print