La corrupción y la transparencia

Recientemente se ha celebrado el día internacional contra la corrupción, en España la percepción de la sociedad es que la la corrupción campa a sus anchas espoleada por diversas causas, entre ellas:

  • la perversa ley electoral que fomentando el bipartidismo a base de separar los votos en circunscripciones cimienta las bases de la corrupción,
  • la falta de transparencia que permite una contratación y gestión de los fondos públicos opaca para la ciudadanía, y la existencia de entes públicos paralelos a las administraciones pero no fiscalizados por estas,
  • la falta de medios y de independencia de la justicia que crean el ambiente de impunidad necesario, sumando a esto la injerencia directa del gobierno en la justicia mediante el uso del indulto,
  • la existencia de redes clientelares, y la abundancia de cargos de libre designación.
Corruptódromo Español

Un trabajo de la gente de NoLesVotes

Lo mas triste es que esta percepción generalizada de que las personas dedicadas a la política son en su gran mayoría corruptas consigue bajar las expectativas de la ciudadanía sobre la clase política permitiendo la indulgencia y incluso la reelección de las personas corruptas. Además dando más «argumentos» a los malos políticos a apuntarse a la corrupción, con el terrible argumento de que el que no roba es gilipollas, el cargo lo presupone.

Está en nuestra mano no consentirlo, no debemos resignarnos a una clase política corrupta, nos deben explicaciones, exigimos transparencia, exigimos unos políticos comprometidos con las personas y no con sus propios intereses, los de sus partidos o los del poder económico.

Recientemente Transparencia Internacional ha publicado el índice de Percepción de la Corrupción 2012, en el que España no queda en buen lugar precisamente, a la cola de Europa y al mismo nivel que países como Botsuana .

Los gobiernos deben incorporar acciones contra la corrupción en todas las decisiones públicas. Entre las prioridades están normas más efectivas sobre lobby y financiamiento político, una mayor transparencia de la contratación y el gasto público, y mayor rendición de cuentas de organismos públicos a la población”, señaló Huguette Labelle, Presidenta de Transparency International.

En Burgos, aún con el recuerdo de los últimos escándalos de corrupción como el caso del espolón o el de la tarifagigantilla, estamos acostumbrados a que los casos se terminen cerrando sin dar las aclaraciones e informaciones necesarias a la ciudadanía constantándose claramente la falta de transparencia en la gestión municipal. A la espera que Transparencia Internacional publique también el índice de transparencia de los ayuntamientos de 2012, la última edición publicada data de 2010, en ella otorgó al Ayuntamiento de Burgos un clamoroso suspenso, pues obtuvo una nota final de 41,3 puntos sobre 100, quedando en el puesto 97 de entre los 110 Ayuntamientos españoles analizados.

Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print