Manifiesto por la sanidad pública en Burgos

sanidad-publica-si-burgos
De Sanidad Pública Sí:

La salud es un derecho humano reconocido por la Organización de Naciones Unidas.(1) La Constitución Española reconoce el derecho a la protección de la salud, siendo una competencia de los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios, así como fomentar la educación sanitaria, la educación física y el deporte.(2)

Los sistemas sanitarios son el conjunto de estructuras organizativas, centros, servicios y actividades del sector público y privado de un país, dirigidas a dar respuesta a las necesidades de la población en materia de salud. Históricamente, los Sistemas Nacionales de Salud, que se caracterizan por su cobertura universal y financiación pública lo que garantiza su accesibilidad, han sido y son los que aportan mayor eficiencia global y equidad.(3,4) La asistencia sanitaria universal ofrecida por los Sistemas Nacionales de Salud como el español es la que mejor responde a la demanda del derecho a la salud.

El objetivo de los recortes sanitarios y de la privatización de sus estructuras que están llevando a cabo tanto el Gobierno central como las comunidades autónomas, no es aumentar la eficiencia del sistema y el ahorro sino la obtención de beneficios económicos, lo que deriva en una peor calidad asistencial, un aumento de la desigualdad y, finalmente, un sistema más injusto e insolidario.(5)

Hace ya unos años, la ciudadanía burgalesa reclamó y consiguió la construcción de un nuevo hospital de carácter público, pero la Junta de Castilla y León optó por una formula de concesión cuyas consecuencias sobre el funcionamiento de la sanidad burgalesa y castellano leonesa estamos empezando a padecer: el sobrecoste del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) es prácticamente el doble del importe de la concesión inicial y el canon anual a pagar es actualmente de más de 71 millones de euros, lo que está hipotecando la sanidad no sólo de Burgos sino de toda la comunidad autónoma. La Administración se ha mostrado excepcionalmente opaca a la hora de comunicar a los ciudadanos los costes reales de este modelo.(6)

La gestión del HUBU se ha mostrado cada vez más ineficiente. No hay un marco establecido para saber qué cuestiones son competencia de la dirección de SACYL y cuáles de la empresa concesionaria. El Hospital de Burgos es el que más demora asistencial acumula, con miles de pacientes en lista de espera para intervenciones quirúrgicas,(7) pero también para pruebas diagnósticas y primeras consultas.(8)

La circulación en el hospital, a donde se acercan fundamentalmente personas con algún grado de discapacidad, es absolutamente disparatada y hay grandes distancias que recorrer con circuitos asistenciales mal establecidos y peor señalizados.(9) Acceder al hospital supone tener obligatoriamente que usar los servicios de parking que son extremadamente caros.

El sistema de informatización de las historias clínicas de los pacientes no ha completado su implantación y supone una pérdida de información clínica muy relevante, además de no garantizar la confidencialidad.

La dirección del Hospital ha iniciado una política de nombramientos a dedo, basados en la afinidad política y ha usado el cese para establecer un control absoluto de los mandos intermedios hospitalarios.(10,11)

Los recursos económicos siempre serán finitos y lo que se malgasta en un apartado no puede usarse para lo necesario. El agujero que produce el HUBU está dificultando la financiación suficiente de la Atención Primaria no solo en Burgos, sino en toda la comunidad autónoma.

La Atención Primaria de Salud, diseñada para ser la base del sistema sanitario, ha sido históricamente descuidada por el Sacyl, más proclive a actuaciones propagandísticas en otros ámbitos asistenciales que a dotarla de los recursos y la funcionalidad necesarios para posibilitar su eficiencia y capacidad de resolución.

En los últimos años se ha retrocedido incluso en la accesibilidad a pruebas diagnósticas, lo que ha agudizado la indefensión de los pacientes sometidos a enormes y crecientes listas de espera. Las listas de espera y la falta de medios están obligando al médico de Atención Primaria a asumir la responsabilidad única de la atención de pacientes complicados y situaciones difíciles en tanto son atendidos en el hospital.

La situación se ha hecho critica a propósito de la actual crisis económica que está sirviendo de cobertura para recortes draconianos en la financiación de la Atención Primaria, lo que ha llevado a suprimir servicios básicos como centros de guardia en el medio rural,(12) o la disminución de más de un 80% de las sustituciones del personal por vacaciones,(13) además de no sustituirse las bajas por enfermedad y las jubilaciones con el consiguiente gravísimo deterioro en la asistencia a los usuarios, que incluso pierden la referencia de su médico de cabecera durante periodos que pueden resultar muy largos.

Los servicios sanitarios son complejos y requieren de una adecuada gestión que permita superar sus deficiencias y adaptarse a las necesidades cambiantes de la población. Una gestión deficiente no puede ser un pretexto para la privatización de los servicios sanitarios. La adecuada gestión de un Sistema Nacional de Salud requiere de la participación de todos los implicados, ciudadanos, profesionales y gestores, para buscar las mejores soluciones en cada momento, sin olvidar que la salud es un derecho y su organización y tutela, una competencia de los poderes públicos y no una “oportunidad de negocio”.

Dentro de una sociedad democrática, la defensa de los derechos ciudadanos corresponde a los propios ciudadanos, para que nuestros representantes los defiendan fielmente sin ceder ante intereses particulares que buscan el beneficio privado por encima de los derechos humanos.

¡DEFENDAMOS LO PÚBLICO. DEFENDAMOS LO NUESTRO. SANIDAD PÚBLICA SÍ!

Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print

Contra el rescate financiero con dinero público

#tomatubanco

El próximo 24 de febrero a las 12 de la mañana, Democracia Real YA realizará una acción de protesta pacífica a nivel nacional contra el rescate de las entidades financieras con dinero público. La web #NoRescatesaBancos presenta las ciudades confirmadas y el manifiesto que será leído en la entidad durante la concentración.

DRY Burgos se suma la acción el día 24 de Febrero a las 12 de la mañana en la oficina de la CAM situada en Avenida de La Paz, 1. Pedimos vuestra presencia para llevar a cabo esta acción y no quedar resignados ante todo lo que se nos impone.

Porque los ciudadan@s no somos mercancía en manos de políticos y banqueros, porque ya basta de pagar las crisis fruto de su avaricia, para que paguen los que nos han llevado hasta aquí.

Sigue leyendo

Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print

Protestas contra el techo de gasto

#yoquierovotar

Ilustración: Público

Desde Democracia Real Ya Burgos apoyamos las concentraciones que se han realizado en protesta por la reforma constitucional para fijar un techo de gasto para todas las administraciones del estado. Asimismo apoyaremos y daremos difusión a las protestas que están ya convocadas o sean convocadas en el futuro tanto en otras ciudades como si se convocaran en Burgos por otros colectivos.

Sigue leyendo

Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print

MANIFIESTO “DEMOCRACIA REAL YA”

Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.
Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.
Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:
  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.
Por todo lo anterior, estoy indignado.
Creo que puedo cambiarlo.
Creo que puedo ayudar.
Sé que unidos podemos.
Sal con nosotros. Es tu derecho.
Comparte y difunde:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Meneame
  • email
  • RSS
  • Print